Clases de impuestos

Escrito por Lizz en
Dentro de la economía, uno de los temas más importantes para el correcto funcionamiento de la economíaes el sistema fiscal o sistema impositivo. Los estados generan ingresos a través de distintos impuestos que gravan la actividad económica o el consumo. Con estos impuestos el estado se encarga de proveer los servicios necesarios para el buen funcionamiento del país como son, por ejemplo, la seguridad nacional, el ejército, las carreteras, la educación o el sistema sanitario.



En general, en todo el mundo, los sistemas fiscales funcionan de forma similar a excepción de los paraísos fiscales.

Los diferentes clases de impuestos que están en vigor en los distintos países del mundo son los siguientes:

1. El impuesto de la renta de trabajo
2. El impuesto de la renta del capital
2. El impuesto del consumo
3. El impuesto al patrimonio
4. El impuesto de donaciones y sucesiones
5. Impuestos especiales como son el impuesto a los hidrocarburos, al alcohol o al tabaco.
6. Tasas administrativas

1. El impuesto de la renta de trabajo

Este impuesto suele ser un impuesto progresivo que se paga por tramos en funciones de los rendimientos generados por trabajo por una persona, se computa por periodos anuales naturales. Generalmente se tienen en cuenta las circunstancias personales que afectan al individuo para fijar su tipo impositivo como pueden ser el número de hijos dependientes o el grado de minusvalía física.

2. El impuesto de la renta del capital

Suele ser el impuesto que se paga, por ejemplo, cuando se cobran dividendos de empresas. Generalmente es un tipo fijo, por ejemplo el 15%, pero existen ciertos países, sobretodo aquellos más avanzados socialmente dónde este impuesto también esta establecido por tramos como España. En cambio, en otros países como Estados Unidos solo existe un tipo único independientemente de los rendimientos del capital generados durante ese año natural.

3. El impuesto del consumo

Este impuesto grava el consumo, suelen fijarse 2 o 3 tramos en función del tipo de bien o servicio que se desea adquirir y su tipo impositivo varía mucho en función de los países. En general, en Europa, es la región del mundo dónde este impuesto es más alto, llegando a suponer un 24% sobre el precio de venta. Los tipos de este impuesto se suelen dividir entre aquellos bienes de primera necesidad, los bienes de consumo genérico y los bienes de consumo de lujo.

4. El impuesto de patrimonio

Este impuesto suele gravar patrimonios de personas físicas a partir de cierto nivel, por ejemplo, de un millón, su tipo impositivo suele ser inferior al 1% y se paga sobre el patrimonio total de la persona en cuestión. Este tipo de impuestos se ha ido eliminando de los distintos países en las últimas décadas por ser considerado un impuesto abusivo.

5. Impuestos especiales

Son los impuestos que gravan ciertos bienes como son el tabaco o el alcohol. Es decir, que a parte del impuesto de consumo se le suma un impuesto especial. Generalmente, este impuesto se establece con objetivo de disminuir el consumo de estos productos por ser considerados nocivos o que no convienen al país su consumo, por ejemplo, los hidrocarburos.

6. Tasas administrativas

Son tasas que se cargan al consumidor a cambio de la prestación de un servicio. Por ejemplo, la emisión de un título universitario o la renovación de un pasaporte. Se supone que esta tasa sirve para cubrir el coste que le supone al Estado el servicio que ofrece aunque muchas veces se usa también como un fin recaudatorio más.

0 comentarios:

Gracias por tu comentario.