Trucos a tener en cuenta en las entrevistas de trabajo

Escrito por Alfonso Ardao en
En estos tiempos encontrar trabajo puede ser la diferencia entre llegar o no llegar a final de mes, de manera que todas las personas en búsqueda activa de empleo deberían dedicar un par de minutos a leer este artículo para conocer todos los "trucos" que utilizan las empresas en las entrevistas de trabajo. Siguiendo los consejos que aparecen en este guía, el candidato tendrá muchas más posibilidades de acabar accediendo al puesto de trabajo al que se ha presentado.

Consejos a tener en cuenta en las entrevistas de trabajo



1. Las pausas incómodas. Las empresas siempre tratarán de buscar las pausas y los silencios incómodos para ver cómo reacciona el candidato ante esa situación; hay que tratar de aprovechar este momento para sacar a relucir todas las virtudes.

2. El ex-jefe. Es más que probable que en una entrevista de trabajo acabe apareciendo alguna pregunta relacionada con el ex-jefe que el candidato haya tenido en su anterior empleo. No se trata más que de un "truco" del entrevistador para conseguir que el candidato entre en un "modo de honestidad". Siempre hay que responder con sinceridad a todas las preguntas ya que es la única manera de estar cómodos con la entrevista.

3. Preguntas abiertas. Las empresas quieren saber todo lo posible sobre el candidato, de manera que es muy probable que los entrevistadores hagan preguntas abiertas en las que la finalidad es saber si el candidato resolvió una determinada situación con éxito o si, en cambio, fue el causante de ese problema. Hay que tener mucho cuidado con lo que se responde a las preguntas relacionadas con problemas en el trabajo.

4. Los pronombres. Según un estudio, las personas de alto rendimiento contestan usando la primera persona (tanto singular como plural) en un 60% más de ocasiones que las personas de bajo rendimiento. Así mismo, las personas de bajo rendimiento suelen usar los pronombres neutros en un 70% más de ocasiones que las de alto rendimiento, de modo que aunque parezca ir en contra de la lógica hay que tratar de usar siempre la primera persona.

5. Los adverbios. Las personas de bajo rendimiento suelen abusar de los calificativos; en cambio, las personas de alto rendimiento prácticamente no recurrer a los adverbios en sus entrevistas. Hay que tratar de dar respuestas directas, en tiempo pasado y personales.

6. La voz activa. La voz pasiva normalmente suele ser un recurso de las personas que tratan de parecer más inteligentes de lo que realmente son, de manera que hay que tener mucho cuidado a la hora de salirse del uso de la voz activa.

8. "Siempre" y "nunca". Los trabajadores de bajo rendimiento utilizan estos términos absolutos en un 100% más de ocasiones que los trabajadores de alto rendimiento, por lo que hay que tener presente que estas referencias absolutas pueden revelar inseguridad en uno mismo.

0 comentarios:

Gracias por tu comentario.