Cambios en el Corte Inglés para mantenerse a flote

Escrito por Rafael Sorolla en

rebajas corte inglesEl Corte Inglés, la marca del triángulo verde se está agotando. El modelo de grandes almacenes tiene los días contados según analistas y observadores del retail. La conocida empresa, ha empezado un proceso de renovación y adaptación a las nuevas formas de comercio.

El Corte Inglés, es conocedor de esto y desde hace varios años estudia una estrategia para reposicionarse en el mercado español. La empresa dispone de amplias superficies en los mejores emplazamientos de las principales ciudades de España. Sin embargo, su gran estructura podría ser una pesadilla si no se adaptasen a lo que el mercado demanda. Una empresa como ésta si no vende tendría unas pérdidas inmensas.

La empresa española se ha convertido en una de las mayores máquinas de vender de los últimos cuarenta años por su trabajo en cuando al branding. Hoy en día disponen de una marca tan consolidad en su propio posicionamiento que ha llegado a un punto en el que no tienen capacidad para maniobrar.
Una gran marca como esta puede convertirse en un gran lastre.

Atrás quedan aquellos años de réditos en forma de valores asociados al Corte Inglés: calidad, diversidad, servicio de atención al cliente, fácil acceso, diferentes forma de pago, servicio post-venta, excelente atención al cliente en tienda y por vía telefónica... Todos estos valores no son fáciles de asociar a una marca. La marca del triángulo blanco, ha sido y es, un modelo de desarrollo y crecimiento.

Sin embargo, los tiempos han cambiado y por la diversidad de oferta, los valores que le caracterizaban no son suficientes. Para ganar la batalla de hacerse con los consumidores, ha empezado a poner en marcha una serie de medidas para crear nuevos conceptos comerciales:

sfera logo

El primer movimiento estratégico de la empresa fue la creación de la marca Sfera con la intención de competir con las granes empresas de textil como Zara, Springfield, Pull & Bear o Benetton. La segunda acción fue la creación de una cadena de alimentación con una gran variedad de productos. Con la fusión de Opencor y Supercor, la empresa creó la marca Hipercor. Actualmente la marca compite con empresas tales como Mercadona, Carrefour o Lidl.

Del color verde y dorado al negro y blanco de las nuevas marcas. Para acostumbrar al consumidor al nuevo estilo que han querido implantar han cambiado sus colores. Los valores pretenden ser los mismos: calidad, precio, diferencia...

A día de hoy a un nos sorprende ver los colores de algunos de sus edificios cambiados. Al parecer los fondos negros con letras plateadas se están imponiendo sobre el verde con detalles dorados que les caracterizaba. Una estética pensada para atraer a los nuevos consumidores: gente joven de entre 16 y 35 años de edad.

La marca ya lleva varios años con este proceso evolutivo a pesar de que aún no hemos conseguido acostumbrarnos. ¿Serán todos estos cambios suficientes para mantenerse a flote?